Gran éxito cosechado en los últimos cursos de la Fundación para la Formación

La Fundación para la Formación de la OMC (FFOMC) ha cosechado un notable éxito en los últimos cursos que ha llevado a cabo. Tanto Importancia, prevención y tratamiento del tabaquismo, El uso de los biosimilares en la práctica clínica, y Formación docente para Tutores MIR (este último aún en curso) han obtenido un elevado número de participantes -más de 1.400 alumnos entre los 3- y críticas muy positivas sobre los contenidos y el desarrollo de los mismos, dando pie, quizá, a futuras ediciones de éstos.

En el caso del curso Importancia, prevención y tratamiento del tabaquismo, siendo ésta la segunda edición, la FFOMC consideraba esencial seguir formando a profesionales médicos sobre uno de los mayores problemas de salud pública de nuestro país, a pesar del descenso de la prevalencia de fumadores.

Desde la FFOMC se considera esencial reincidir en la formación en esta materia, pues el tabaquismo sigue siendo una importante causa de morbilidad y mortalidad prematura, y recientes estudios demuestran que aún hay mucho por hacer para cambiar la percepción de fumadores y profesionales de la salud, que consideran que fumar pocos cigarrillos tiene poco o ningún daño.

En cuanto a la primera edición del curso El uso de los biosimilares en la práctica clínica también se ha conseguido un notable éxito de participación y una valoración final muy positiva.

Este curso online, que estaba específicamente dirigido a médicos, ha buscado ser la primera referencia sobre esta temática de acceso generalizado por Internet para médicos españoles, permitiéndoles familiarizarse con el uso de unos medicamentos que contribuyen notablemente a la sostenibilidad del SNS.

Por último, queremos destacar el éxito de participación en la cuarta edición del curso Formación docente para Tutores MIR, curso que ya es referencia entre los profesionales que actúan como tutores en el programa de formación especializada MIR.

El objetivo principal del curso es el de desarrollar competencias docentes en dos aspectos principales -la planificación y diseño de programas y el rol o funciones del tutor-, pues, tanto en la formación básica como en la especializada de los profesionales médicos no se contempla la adquisición o desarrollo de competencias docentes.