Curso de Metodología de la Investigación (8ª Edición) _ Presentación

 


 

PRESENTACIÓN

 

La atención médica de calidad debe basarse en el conocimiento. La ignorancia sobre los factores que condicionan la salud del hombre, la historia natural de las enfermedades, el tipo de asistencia que se ofrece, o el funcionamiento de los servicios de salud, resultan muy caros a la sociedad, tanto en términos económicos como de bienestar físico, psíquico y social. La investigación nos ayuda a comprender la naturaleza de las cosas, conocer y mejorar la eficiencia de los procedimientos diagnósticos y terapéuticos, valorar las demandas de los pacientes, determinar la mejor la organización de nuestro sistema sanitario, y evaluar los argumentos que subyacen a la toma de decisiones. El conocimiento científico se obtiene a través de la investigación biomédica y en ciencias de la salud. Por tanto, la mayor calidad de las prestaciones sanitarias debe estar fundamentada en los resultados de la investigación.

La reciente reunión de la Asociación Medica Mundial celebrada en Helsinki (Finlandia) durante los días 11 a 13 de Septiembre pasados y dedicada casi exclusivamente a los principios éticos para la investigación medica, establece entre otras la importancia para el medico de conocer no solo de los principios éticos que debe regir toda investigación sino la necesidad de manejar con soltura y rigor la metodología científica y los protocolos de investigación propios de la investigación biomédica.

La investigación en Ciencias de la Salud es un sector fundamental del Sistema Español de I+D. Supone un todo continuo que cubre desde la investigación básica fundamental hasta la investigación de la práctica clínica rutinaria, y pasa por fases progresivas de investigación aplicada y clínica, nuevos desarrollos, evaluación (beneficios y costes), y diseminación de los resultados. La investigación en salud, más que ninguna otra, es una investigación multidisciplinaria porque son múltiples los factores y las disciplinas que participan en la obtención de resultados. Los cuatro determinantes que influyen en la salud pueden agruparse así:

  • El funcionamiento biológico del organismo.
  • La relación entre el entorno y los estados de salud/enfermedad.
  • La relación entre el comportamiento y los estilos de vida, y la salud/enfermedad.
  • La influencia de la estructura, organización, y funcionamiento de los sistemas asistenciales sobre la salud/enfermedad.

 

Desarrollar la investigación exige contar con un sistema formativo acorde con las necesidades mencionadas. La formación de los profesionales es una pieza clave para que el ciudadano esté correctamente atendido en la vigilancia y en el cuidado de su sa-lud y para que el sistema sanitario pueda progresar con la producción y adquisición de conocimiento, manteniendo unos costes socialmente tolerables.

La necesidad de establecer planes de formación para la investigación es especialmente perentoria en nuestro país, en el que los centros académicos con frecuencia han tendido a exagerar la formación en el desarrollo y uso de procedimientos médicos sofisticados, de tecnologías emergentes y de medicamentos de última generación, en perjuicio de una atención a los problemas sa-nitarios basada en el mejor conocimiento científico disponible, razonado y contrastado, lo que genera duda y frustración en la práctica diaria e impiden la mejor rentabilización de los recursos.

La investigación puede y debe entenderse como un elemento más del proceso asistencial. La investigación es una estrategia de intervención que en vez de actuar directamente, analiza y estudia aquellos problemas de salud cuyas causas o soluciones nos son desconocidos. Se comprende por tanto que la investigación es un elemento necesario para el propio desarrollo del sistema de cuidados de la salud. El formato de la atención sanitaria reproduce un esquema horizontal de aplicación del conocimiento, digamos cada acto médico, que a su vez es el origen del propio conocimiento, de su validación y la base para el análisis de los factores que lo condicionan. La medicina es la transformación del conocimiento científico-médico en acción sanitaria, aquí el conocimiento es imprescindible, la investigación irrenunciable.

Por lo tanto el programa formativo en investigación debe abarcar todas la especialidades médicas y debe abordarse desde el inicio de la enseñanza médica profesional. Hasta la fecha han sido varios los programas de formación de especialistas que han incorporado programas de formación en métodos de investigación en Ciencias de la Salud. Con la actual iniciativa se trata de extender un programa de formación en investigación biomédica al conjunto de los médicos en general y también a los que se encuentran en fase de formación especialista con el fín de que su capacitación metodológica permita una rápida incorporación a la producción de conocimiento y contribuya a que los conocimientos obtenidos encuentren una base más racional y científica de desarrollo profesional.

Este Curso es producto de la estrecha Colaboración entre la Organización Medica Colegial y la Escuela Nacional de Sanidad.

 

 

© Fundación para la Formación de la OMC