Atención Médica al final de la vida


PRESENTACIÓN

Descripción de la imagen En los últimos años, como consecuencia de los avances de la medicina, se ha producido en España un aumento de la esperanza de vida con el consiguiente incremento del número de personas con enfermedades crónicas e incurables.

Las fases más avanzadas y terminales de la mayor parte de enfermedades crónicas evolutivas comparten múltiples aspectos, generadores de sufrimiento, tanto físico como emocional. Estas situaciones generan un gran impacto en la calidad de vida y una gran necesidad y demanda de atención y apoyo.

Es muy importante una definición clara de los objetivos que deben enmarcar actuaciones asistenciales y evitar tanto la obstinación terapéutica como el abandono del paciente.

Los principios y objetivos fundamentales de la atención son los de promover la máxima calidad de vida, dignidad y autonomía a los enfermos, teniendo en cuenta sus necesidades físicas, emocionales, sociales y espirituales, considerando al enfermo y su familia como una unidad a tratar.

La información y la comunicación entre enfermo, familia y equipo terapéutico es otro de los pilares fundamentales para la atención de calidad, sin olvidar el papel destacado del médico como referente.

La ética clínica, entendida como la metodología que promueve la toma de decisiones respetando los valores de quienes intervienen, debe ser adoptada como el método de trabajo cotidiano que permite resolver y orientar la inmensa mayoría de dilemas en la atención de enfermos al final de la vida.

Los objetivos de la atención médica al final de la vida, centrados en su calidad y dignidad, deben evitar tanto su prolongación innecesaria como su acortamiento deliberado.

Los cuidados paliativos tienen un lugar propio en el sistema sanitario y procuran una atención integral a las personas. Son un elemento fundamental que contribuye a la calidad de vida de los pacientes en situación terminal.


© Fundación para la Formación de la OMC