Drogodependencias y Consumo de Drogas

Financiado por:
Organiza:

INTRODUCCIÓN Y JUSTIFICACIÓN


De acuerdo con los datos recientemente publicados por el Observatorio Español sobre drogas , los datos provisionales extraídos de la encuesta Domiciliaria sobre Alcohol y Drogas y la Guía del Ministerio de Sanidad y Consumo para la lucha contra la drogadicción, se puede concluir que aunque han descendido algunos indicadores referidos al consumo de algunas de estas substancias (estas alcohol, tabaco y otras toxicomanías), en general podemos afirmar que el consumo de estas drogas sigue siendo un problema de salud publica prioritario en la sociedad española actual.

La sociedad actual, los ciudadanos y los profesionales de la salud, no tienen conciencia suficiente, en consecuencia les falta información, sobre los riesgos y el peligro del consumo de drogas que realizan y en consecuencia no tiene sensibilidad suficiente para luchar contra ellos.

El problema parece existir solo cuando sus consecuencias son conocidas de forma espectacular ó se aderezan con marginalidad. Mientras tanto parece olvidarse que las drogodependencias, (alcoholismo incluido), es uno de los problemas de salud pública más importantes de nuestro país, que en muchos casos no va solo, sino acompañado de otrosproblemas, lo que origina trastornos psiquiátricos secundarios y secuelas neuropsicológicas importantes y lo que es más importante que la población de más riesgo son los jóvenes y adolescentes.

El primer contacto del drogodependiente no delincuente con las secuelas de su problema suele ser la red de Atención Primaria, es decir con el médico de cabecera.

Lo anterior supone que los profesionales además de dominar las patologías derivadas del consumo de tóxicos, sus características y perfiles propias, deberían adoptar un cambio de mentalidad que permita abordar integralmente el problema desde el individuo al entorno familiar y comunitario que lo soporta, retirando del mismo todas las reservas y connotaciones que actualmente tiene. Tenemos que lograr que a los enfermos drogodependientes se les trate como a otros enfermos más, e integrarlos en la red asistencial y para ello es necesario que el médico este formado e informado no solo de las patologías derivadas del consumo, sino también del abordaje integral que estos individuos precisan.

Las organizaciones profesionales en general y la médica en particular son responsables subsidiarios junto con la administración, de la formación de sus miembros y esta formación debe estar dirigida a abordar los problemas prevalentes como el de la drogadicción.

El futuro de toda organización profesional y científica del sector médico vendrá determinado por el papel que sus decisiones tengan sobre los profesionales y por el impacto que las mismas puedan a su vez tener sobre la población general.

Sobre las primeras por su trascendencia e importancia objetiva y subjetiva, volumen de recursos y necesidades profesionales destaca la formación, su evaluación y control. Y sobre la segunda, la importancia que en nuestro modelo social inmediato tendrá la información sanitaria con garantías y de calidad será determinante.

Ambas cuestiones así como la elaboración de proyectos con objetivos comunes donde puedan trabajar juntos los dos niveles asistenciales permitiendo el intercambio de experiencias y compartiendo nuevos campos de actuación son objetivos prioritarios de la FFOMC.


Descargue el Programa del Curso aquí


© Fundación para la Formación de la OMC